2020. Nuevo paradigma para el mundo del vino.

Covid-19 Image

El año 2020 nos presenta la crisis del COVID-19 como un golpe muy duro para el mundo en general, y como no, para el mundo del vino.

Esto ha obligado a reaccionar a todo el sector, emprendiendo acciones para intentar cambiar las dinámicas de comercialización y marketing , modelos de negocio y promoción online.

Está claro que estas acciones tenían que haberse desarrollado con anterioridad, pero el momento actual, ha empujado a realizar cambios estratégicos y a actuar de forma urgente, pero no siempre de forma ordenada.


BODEGAS Y WEBS -TIENDAS ONLINE.

Un dicho popular, que después se ha aplicado al marketing y a la empresa, y a muchos otros ámbitos de la vida dice

»Nunca metras todos los huevos en una misma cesta»»

Y en este caso es más vigente que nunca. Las bodegas mayoritariamente seguían vendiendo de la misma manera que en el siglo XX, y no tenían prisa para realizar el cambio, dado que ‘todo funcionaba’.

Aunque la presencia en web y las tiendas online están funcionando desde hace ya muchos años, muchas de las bodegas disponían de una página web poco cuidada y antigua, no adaptada a móviles – por ejemplo -, y no disponían de tiendas online.

El confinamiento ha roto, en parte, con la compra tradicional, y ha obligado a todas las bodegas a actualizar tanto los portales, como a crear esas tiendas online que, poco a poco, a los que ya la tenían montada, están empezando a funcionar de una manera efectiva.

Los que han podido completar la creación de estos portales y sobretodo, tiendas online, se están dando cuenta que es una herramienta muy eficiente y de bajo coste, a la que evidentemente hay que adaptarse, pero que es otra fuente de ingresos y de comunicación que hay que tener en cuenta.

NOTA: Algunas bodegas, no han podido adaptarse, dado que el mercado tecnológico está muy demandado y actualmente, los desarrolladores viven un momento dulce y no pueden absorber la demanda.
Después de esta crisis las bodegas tendrán que adaptarse.


BODEGAS Y REDES SOCIALES.

Otro de los puntos en los que no todas las bodegas ponían interés, era en las redes sociales, subestimadas, en algunos casos infrautilizadas, sólo con alguna entrada semanal, y muchas abandonadas. Pero esta crisis ha sido el boom de la utilización de las redes, y en concreto, Instagram,

Esta red social, ha sido utilizada para poner caras a las bodegas, para hacer charlas técnicas, para enseñar las bodegas por dentro, para explicar los vinos, para enseñarnos los rincones de los viñedos, para hablarnos de cómo va la vid esta primavera… Todo esto se puede hacer, y se podía hacer con anterioridad. Una buena noticia que por fin, las bodegas entiendan que la presencia de las marcas en las redes sociales, es un valor añadido que no se puede perder.

Eso sí, este boom tiene que tener un cierto orden. Algunas bodegas y bodegueros no han seguido adecuadamente ciertos criterios de publicación y comunicación previamente definidos, dejándose llevar por la inmediatez y premura. Es importante seguir estilos predefinidos, para mantener la coherencia en los mensajes y homogeneidad en los formatos.

Es un buen primer paso … por algo se empieza. 😉


BODEGAS Y CONSUMIDORES. CAMBIO DE MODELO DE CONSUMO.

Otro de los cambios que se han producido es cómo el consumidor de vino, ya sea consumidor diario, habitual, #amantedelvino – #winelover, o consumidor esporádico, ante el cierre de la hostelería, ha buscado nuevas formas de probar y adquirir vinos.

Muchos consumidores, que en ocasiones probaban vinos en bares y restaurantes, han empezado a descubrir las múltiples DO’s y bodegas obligados al consumo en casa. Aunque las diferentes estadísticas y artículos especializados son contradictorios, la necesidad de cambiar el modo de consumo ha hecho en general, que la compra en supermercados y tiendas de alimentación haya aumentado.

Esta búsqueda de diferentes productos o este descubrimiento de nuevas marcas y orígenes, es positivo para el mercado, dado que implicará un aumento en el interés por la cultura del vino, y por tanto, por sus derivadas, como el enoturismo, eventos, catas e incluso lectura de artículos y consumo de publicaciones.

El punto clave es que el consumidor ha empezado a optar por la compra online, tanto en tiendas multimarca, como directamente en las tiendas de las propias bodegas.

Es el momento de apostar por esta nueva vía de negocio .


En definitiva, esta crisis ha aumentado la necesidad de volcar esfuerzos a la tecnología, a cambiar estrategias de comunicación, marketing y venta.

¿Y tú qué opinas? . Cuéntanos tu opinión en nuestras redes sociales.


Contenido y agradecimientos.
* Imagen de cabecera de mattthewafflecat en Pixabay 
* Imagen de redes sociales importada de Wikipedia


Una respuesta a “2020. Nuevo paradigma para el mundo del vino.”

  1. En tiempos de Coronavirus todo es incierto, las empresas navegan en un entorno cambiante y en muchos casos amenazador ya sea por falta de datos concretos, por incertidumbre en la evolución del mercado y por una situación de recesión y crisis económica. En este contexto de confinamiento, la digitalización es el camino a seguir y las empresas que lo han entendido están logrando convertir una amenaza tan grande en una oportunidad de negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te gusta nuestra página? Compártela! :)